Poco a poco se va avanzando en este sentido. Atrás quedaron aquellos collares que tanto molestaban a nuestros perros. Hoy en día, son mucho más suaves, las descargas son mínimas, poco más que una vibración de un móvil e incluso se puede elegir entre vibración o pitido.

Hay collares que llevan el dispositivo adosado al propio collar, otros van con mando a distancia e incluso los hay con un sistema bastante más complejo, delimitando la zona a la que no se puede acercar y actuar si sobre pasa el límite.

Consulta a tu veterinario o etólogo si es adecuado el uso de este collar para tu perro y que tipo de ellos sería más efectivo, según tu caso.

Si quieres más información rellena este formulario

Por favor, revisa los campos seleccionados
He leído y acepto la política de uso de datos

Gracias por contactar con nosotros

En la mayor brevedad posible nos pondremos en contacto con usted