El 1 de septiembre de 2013 se cumplen tres años desde que la Clínica Veterinaria Rocafort inaugurara su actual centro. Desde entonces sólo hemos trabajado con el fin de mejorar y de poder dar el mejor servicio.
Dos consultas en lugar de una agilizan el trabajo y con ello se minimiza el tiempo de espera de nuestros clientes. Además, la tienda está separada de las consultas para que aquellas personas que acudan para comprar no tengan que hacer cola.
Todas las instalaciones se crearon por y para la clínica, por lo que además de ser todo nuevo, está ideado de forma que facilite el trabajo y sea más cómodo para nuestras mascotas, que al fin y al cabo son los receptores de nuestro trabajo.
La sala de hospitalización cuenta con mobiliario más cómodo y seguro para los animales que tienen que pasar un tiempo ingresado. Y se dispone de determinados enseres que facilitan la mejor recuperación posible.
No hay que olvidarse de la peluquería. Zona de importante tránsito de la mayoría de nuestros clientes. Una gran y cómoda bañera hace que el lavado sea, de nuevo, más cómodo y seguro. Nos hemos equipado de mejores y más rápidos secadores para que el proceso de secado se acorte y así los perros más asustadizos tengan menor tiempo de miedos.
En definitiva, un centro pensado única y exclusivamente para el bienestar animal, objetivo principal de la Clínica Veterinaria Rocafort.

Publicado: 26 de Agosto de 2013