La displasia de cadera es una grave enfermedad degenerativa que disminuye la duración y la calidad de vida de los animales, y supone un gran gasto para los propietarios.

Ahora ya puede conocer, mediante un análisis de sangre, si su perro labrador tiene los genes para desarrollarla. Esta prueba, que puede realizar en la Clínica Veterinaria Rocafort, le permitirá saber si un perro, que desea tener o cruzar, tiene tendencia a sufrir y/o transmitir la enfermedad.

Hay que tener en cuenta, que la genética es responsable en un 50% de esta enfermedad, el otro 50% depende de la alimentación, cuya calidad influye decisivamente en la presentación y gravedad de la enfermedad.

Publicado: 22 de Marzo de 2013